Las últimas 75 orcas

orcas

Las últimas 75 orcas residentes que viven en el Mar de Salish, en la frontera entre Canadá y Estados Unidos, están en peligro. Si siguen adelante los planes para construir un gigantesco oleoducto de 1.150 kilómetros, esta población de orcas podría extinguirse por completo.

Si esta obra llega a entrar en funcionamiento, aumentaría 7 veces el tráfico de buques cisterna —que trasladan enormes tanques de petróleo— en la costa del océano Pacífico. Y los científicos lo tienen claro: este incremento podría interrumpir los patrones de alimentación de las orcas en peligro, lo que las llevaría a su desaparición.

Pero si presionamos a las fuentes de financiación de estos proyectos, todavía estamos a tiempo de salvar a las orcas. Miles de personas en todo el mundo ya se han unido a la petición para que 12 bancos internacionales se desvinculen de este peligroso proyecto petrolífero.

Algunos de esos bancos, a pesar de haber firmado recientemente una política de sostenibilidad que les impide financiar al sector petrolero vinculado a estos oleoductos están desoyendo sus propias normas. Por eso tenemos que ser las personas como tú y como yo quienes defiendan que el planeta no necesita más petróleo.

El proyecto de oleoducto Trans Mountain Expansion Project transportaría arenas bituminosas (un tipo de alquitrán denso muy contaminante) desde el interior de Canadá hasta el Pacífico. Si ocurre un accidente, las consecuencias serían terribles, y no solo para las orcas y las ballenas, también para las 17 millones de personas dependen directamente del mismo agua potable que estaría expuesto a derrames tóxicos. Es un riesgo demasiado grande.

Una pancarta gigante en la Gran Vía madrileña contra las bolsas de plástico

pancarta contra las bolsas de plástico

Hoy es el Día Internacional sin bolsas de plástico, y para recordar que éstas están destruyendo el planeta, los activistas de la organización ecologista Greenpeace han desplegado una enorme pancarta en el Palacio de la Prensa de la Gran Vía madrileña con el mensaje "Las bolsas de plástico matan".

Cada año se consumen 100 billones de bolsas sólo en la Unión Europea (en España, 144 por persona al año). Una auténtica invasión de bolsas de plástico que, además de tardar décadas en degradarse, se acumulan en el medio ambiente, fragmentándose en microplásticos que la fauna marina puede ingerir, incluyendo el pescado y marisco que acaba en nuestros platos.

Los plásticos de un solo uso ya afectan a más de 550 especies de animales marinos, que los ingieren o se enredan con ellos, y en muchos casos llegan a provocar su muerte: 9 de cada 10 aves marinas, 1 de cada 3 tortugas marinas, y más de la mitad de especies de ballenas y delfines han ingerido plástico en alguna ocasión.

A pesar de que el pasado domingo 1 de julio entró en vigor el Real Decreto que obliga a los establecimientos a cobrar las bolsas de plástico, esta medida no es suficiente. Si no se aprueban medidas más ambiciosas, los plásticos de un solo uso seguirán inundando nuestros océanos. La eliminación total de las bolsas de plástico y el uso de bolsas reutilizables es realmente la única forma efectiva de comenzar a frenar la contaminación por plásticos.

En Greenpeace trabajan por un futuro sin plásticos de un solo uso, y para conseguirlo demandan a los gobiernos medidas legislativas que acaben con ellos y piden a las empresas y supermercados que pongan fin a esta crisis masiva de contaminación por plásticos que han ayudado a crear. Y desde Cuidemos el planeta nos sumamos al deseo de unos océanos libres de bolsas de plástico. ¡Ayúdanos a conseguirlo!

Un santuario de orangutanes amenazado por la tala ilegal en Indonesia


El bosque de Sungai Putri, en Indonesia, es el hogar de una de las poblaciones de orangutanes más grandes en el mundo, una especie que está al borde de la extinción debido a las operaciones de deforestación industrial que han tenido lugar durante los últimos 30 años.

Su hábitat está siendo destruido para hacer muebles, dando lugar a imágenes tan impactantes como las que ha difundido la organización International Animal Rescue, que muestran a un orangután enfrentándose a una excavadora para proteger su hábitat.

Proyectos como este, unidos a una peligrosa industria del aceite de palma que cada vez se está expandiendo más hacia nuevas fronteras forestales, fueron uno de los principales culpables de la oleada de cientos de miles de incendios forestales que sufrió Indonesia en 2015, con la crisis de contaminación y de salud que vino después. Las urgencias de los hospitales colapsaron y numerosas escuelas se vieron obligadas a cerrar.

Más de mil orangutanes amenazados por la tala ilegal en Indonesia

Es necesario que el gobierno de Indonesia no vuelva a cometer el mismo error y proteja el bosque de Sungai Putri.

Además de ser uno de los últimos refugios del orangután, el bosque de Sungai Putri es la fuente de agua potable de miles de personas y juega un papel esencial en la lucha contra el cambio climático. Proteger un bosque de turberas como Sungai Putri no es únicamente construir un refugio seguro para la fauna salvaje que lo habita, sino que también proporciona un respiro para las comunidades locales que dependen de él y para el clima mundial.

Las tres especies conocidas de orangutanes, una de ellas descubierta el año pasado, están en peligro crítico. Destruir uno de sus últimos refugios podría ser desastroso para la especie y podríamos perderlos para siempre.

Sin bosques como este los orangutanes no pueden sobrevivir.

Reciclar latas de té como maceteros

reciclaje creativo de latas

Todos tenemos por casa latas viejas de té o café, que utilizamos normalmente para guardar especias y hierbas para infusiones. Pero además de utilizarlas como envase, podemos darles otro uso como maceteros. En este artículo te explicaré cómo reciclar latas de té usadas para convertirlas en macetas mediante el reciclaje creativo. Con estos maceteros podrás iniciar tu propio huerto urbano ecológico, que cada vez están más de moda.

Cómo convertir latas de té en macetas

Los pasos que debes seguir son muy sencillos. Allá vamos:

  • Acumula todas las latas vacías que puedas. Sirven las latas de té, café, pimentón, etc.

  • Cuando ya tengas bastantes, lávalas bien para que no quede ningún resto. No queremos que queden desperdicios que puedan afectar a las plantas.

  • Si quieres darles un aspecto moderno, puedes pintarlas con diferentes colores. También puedes dejarlas en su estado original para que tengan una apariencia genuina. Si decides no pintarlas, es recomendable al menos darles una capa de barniz para evitar la oxidación.

  • Para poder utilizarlas como maceteros, hay que hacer algunos agujeros de drenaje en la base de la lata para que el agua no se acumule al regar. Bastará con hacer 3 ó 4 agujeros repartidos, de esta forma el agua podrá drenar correctamente y evitaremos la podredumbre en las raíces de las plantas.

  • A continuación, llena algo más de la mitad de la lata (unos dos tercios de la altura) con el sustrato que vayas a utilizar y siembra las semillas. Presiónalas ligeramente con el dedo para que se hundan en el sustrato. Finalmente, riega tu nuevo macetero hasta el agua salga abundantemente por los agujeros de drenaje.

  • ¡Y listo! Ya sólo falta esperar a que broten las semillas y empezar a cuidar de tu huerto hurbano

Como he dicho antes, para evitar que se oxiden las latas es recomendable darles una capa de pintura o barniz. Lo mejor es utilizar diferentes colores para dar un aspecto llamativo a tu huerto urbano. De lo contrario, cuando las latas se oxiden liberarán metales al sustrato que pueden resultar letales para las plantas, además de que tendrán un aspecto mucho menos atractivo.

Espero que este consejo de reciclaje creativo te haya parecido interesante y lo pongas en práctica para dar una segunda vida a las latas usadas. No dudes en compartir con nosotros tus experiencias.

Ventajas de los remedios naturales

remedios naturales

Actualmente muchas personas se interesan por adoptar hábitos de vida saludables, hacer ejercicio regularmente y en ocasiones recurrir a la medicina natural para aliviar dolores y enfermedades leves.

Por ese motivo, a continuación te mostraré algunas de las ventajas de los remedios naturales hechos en casa, para que puedas conocer sus beneficios si decides utilizarlos.

Beneficios de los remedios naturales

Estos son algunos de los principales beneficios de los remedios naturales. Sin embargo, no es aconsejable emplearlos para automedicarse, ni para sustituir a los medicamentos convencionales prescritos por un médico.

Menos efectos secundarios

Seguramente has comprado alguna vez un medicamento convencional y al leer el prospecto has visto que se indican una larga lista de posibles efectos secundarios, generalmente adversos. Con los remedios naturales estos efectos secundarios desaparecen casi por completo, ya que están elaborados con ingredientes totalmente naturales, principalmente a partir de plantas medicinales.

Sencillos de preparar

No es necesario tener conocimientos de medicina para preparar remedios naturales. La mayoría de ellos consisten en infusiones de plantas medicinales, por lo que basta con poner a hervir los ingredientes durante algunos minutos en un cazo con agua.

Económicos

Los remedios naturales hechos en casa suelen ser económicos, ya que todos se preparan con frutas, hierbas o plantas. Incluso es posible que las tengas en tu propio jardín. En cualquier caso, comprar los ingredientes necesarios no supone un esfuerzo, ya que se pueden encontrar fácilmente a precios asequibles. Por este motivo, los remedios caseros no sólo son buenos para la salud, también para el bolsillo.

Disponibles

En cualquier barrio hay supermercados, herbolarios y otras tiendas donde puedes encontrar los ingredientes necesarios para preparar muchos remedios naturales. Si te gustan las plantas, puedes investigar cuáles tienen propiedades medicinales y comenzar a cultivarlass en tu jardín o en algún otro lugar a tu alcance, de esta manera podrás obtenerlas de una manera sencilla.

Preventivos

La gran mayoría de los medicamentos convencionales sirven para curar la enfermedad una vez que ya ha aparecido en el organismo. Sin embargo, algunos remedios naturales, como las infusiones, se pueden utilizar para prevenir la aparición de enfermedades y mejorar nuestro estado general de salud.

Plásticos en el lugar más remoto del planeta

plásticos antártida

Greenpeace, la principal organización ecologista internacional, ha publicado las conclusiones obtenidas a partir de sus últimos estudios realizados en el lugar más remoto del planeta, la Antártida.

A principios de este año, investigadores de la organización viajaron a la Antártida para estudiar su fauna y encontraron una importante presencia de plásticos. Ni siquiera la Antártida, en la que la presencia de personas es residual, está libre de la contaminación humana.

Una parte de esos plásticos son visibles, fundamentalmente residuos de barcos pesqueros flotando en las aguas, como boyas, redes y lonas alquitranadas entre icebergs. Pero el problema más grave se puso en evidencia al tomar y analizar diversas muestras de agua y nieve: observaron que estaban contaminadas con microplásticos y productos químicos, causantes de problemas reproductivos y de desarrollo en la vida silvestre.

Según destacan en sus informes, las muestras de nieve recolectadas incluyeron nieve recién caída, lo que sugiere que los compuestos químicos peligrosos procedían de la atmósfera. Igualmente, algunos microplásticos pueden tener su origen en fuentes locales, como el turismo o el transporte marítimo, pero otros podrían haber llegado desde lugares más alejados.

Por este motivo, es necesario actuar cuanto antes y tomar medidas urgentes para detener el flujo de plástico hacia los océanos desde el origen, nuestras sociedades, impulsando el fin de la era de los plásticos de un solo uso. También tenemos que defender la creación de un santuario en el océano Antártico, que constituya un refugio libre de la acción humana para que los animales se recuperen de las amenazas que enfrentan. Este año se va a celebrar la reunión de la Comisión del Océano Antártico, donde los gobiernos podrán decidir la creación de este santuario.

Desde Greenpeace insisten en que van a seguir pidiendo a las empresas y administraciones que reduzcan la producción de plásticos, y a los gobiernos que protejan la Antártida.