Microplásticos en el estómago de 100 tortugas

microplásticos tortugas

Un estudio de las universidades británicas de Exeter y Plymouth ha analizado más de cien tortugas marinas del Pacífico, el Atlántico y el mar Mediterráneo, y todas ellas tenían microplásticos en su estómago.

En las tortugas del mar Mediterráneo es donde más partículas de plásticos han encontrado, procedentes de las prendas de ropa (principalmente del poliéster), neumáticos, filtros de cigarrillos o redes de pesca desintegradas. Pero además estos pueden tener su origen en objetos mucho más cotidianos como botellas, bolsas u otro tipo de envases y envoltorios que usamos en nuestro día a día y que, una vez en el mar, se van rompiendo en trozos cada vez más pequeños por acción del viento, la luz del sol o el oleaje.

Se calcula que más de 170 especies marinas contienen plástico en su interior, desde las ballenas que acaban muertas en nuestras costas con kilos y kilos de plástico en su estómago, hasta las tortugas marinas como las de este estudio, que pueden ingerir microplásticos o incluso ahogarse al confundir las bolsas de plástico que flotan en el mar con su alimento favorito, las medusas.

Pero los terribles efectos de los microplásticos van más allá de la vida marina: ahora hay evidencias científicas de que se transfieren a lo largo de la cadena alimentaria y pueden llegar hasta nuestros platos.

¿Cuántos estudios más como este necesitamos para que las grandes empresas frenen la producción de plásticos de un solo uso, que se prevé que se cuadruplique para 2050?

Los activistas de la organización ecologista internacional Greenpeace han puesto nombre y apellidos a los principales culpables: Coca-Cola, PepsiCo, Danone, Nestlé, Colgate-Palmolive, Johnson & Johnson, Unilever, Kraft Heinz, Mars, Mondelez, y Procter & Gamble encabezan la lista de empresas que, con su modelo de negocio, siguen vendiendo millones de toneladas de plástico que terminan inundando los océanos.

Es necesario seguir trabajando para que empresas y supermercados se comprometan a reducir el uso de plásticos de un solo uso, rediseñen los sistemas de distribución para eliminar el sobreembalaje, ofrezcan alternativas sostenibles y se responsabilicen de la contaminación por plásticos que está inundando nuestros océanos.

Participamos en los Premios Incronet 2018

incronet

Estimados lectores:

Me enorgullece anunciar que hemos sido seleccionados de entre todos los participantes para pasar a la fase de votaciones de los Premios Incronet 2018 que, como cada año, organiza la web Mediakia.com. En esta fase participan los 16 mejores blogs y páginas web que se han presentado al concurso en esta séptima edición.

Desde hoy y hasta el próximo 16 de diciembre podéis votar por Cuidemos el planeta (y por los demás participantes) desde el panel de votaciones que encontraréis siguiendo este enlace.

Con los resultados obtenidos en la votación, se erigirán los 5 portales finalistas y un jurado con experiencia en medios de comunicación, nuevas tecnologías e Internet elegirá a los 3 ganadores el día 20 de diciembre.

Os animo a visitar la página del concurso Incronet y a votar por vuestros favoritos.

Y para terminar os dejo con el vídeo que han preparado desde Mediakia.com para promocionar el concurso.

Sincroniza tus latidos.

Utilizar insectos como control biológico de plagas

mariquitas para controlar plagas

Todo jardinero tiene que lidiar con las plagas en algún momento. En el jardín orgánico, no se trata de luchar contra ellas con grandes dosis de pesticidas. Por el contrario, se favorecen los métodos naturales, particularmente el control biológico y los métodos alternativos de jardín.

A nadie le gusta tener que enfrentarse a una invasión de pulgones, o tener que luchar contra las babosas en su jardín. La tentación de utilizar grandes medios, es decir, rociar productos tóxicos para erradicar la especie, en un perímetro aceptable para nuestros cultivos, es grande. Sin embargo, este método es muy cuestionable, especialmente porque hay varias alternativas para un jardín natural. Si deseas mantener un jardín orgánico y cultivar verduras, por ejemplo, puedes usar productos menos tóxicos para suelos, como el estiércol líquido.

También se debe considerar que todos los seres vivos del jardín tienen su lugar en este ecosistema y los tratamientos químicos funcionan contra este equilibrio porque modifican el ecosistema. El resultado paradójico es que el jardinero tendrá que tratar su jardín más a menudo y, por lo tanto, agotará aún más el ecosistema. Para luchar contra las plagas preferimos ayudar al control biológico natural.

Un método es introducir machos estériles de las especies a combatir. Se lanza un gran número de ellos para que las hembras se reproduzcan menos. En invernadero este método es particularmente efectivo, pero en la práctica se emplea para eliminar una población peligrosa, como los mosquitos.

El escarabajo de la patata de Colorado no tiene depredadores, pero las mariquitas, los escarabajos y las avispas son aficionados a sus larvas.

También se pueden usar animales de otra especie para combatir un cierto tipo de insectos. En principio, los auxiliares, como se les llama, se asientan naturalmente en el jardín, pero se puede participar activamente en su llegada. Para eso favoreceremos la aparición de ciertos animales por parte de las plantas, por ejemplo, cajas de nidos o construyendo una vivienda de insectos, o incluso introduciendo algún tipo de insecto de forma artificial en el jardín, luego naturalmente se propagarán y así cuidarán las plantas.

La mayoría de las veces, estos animales auxiliares son insectos entomófagos, los ácaros entomófagos o parásitos.

Todos los animales no son depredadores y no deben introducirse en el jardín. Otras especies participarán en la preservación de la flora. Por lo tanto, distinguiremos tres tipos de auxiliares, que te presentamos a continuación:

  • Los descomponedores, que convierten la planta y los residuos animales en humus.
  • Los polinizadores, que promueven la reproducción de plantas mediante el transporte de polen.
  • Los depredadores, que se alimentan de las plagas.

Aquí tienes una lista de animales que pueden ser beneficiosos para el control de plagas biológico:
1. chrysopus común
2. Mariquita
3. Abejas
4. Avispas
5. Lombrices de tierra
6. Libélulas
7. Aves
8. Saltamontes
9. Lagartijas
10. Erizos
11. Sapos y ranas
12. Tijerillas
13. Syrphe
14. Murciélagos
15. Arañas
16. Avispa Negra
17. Escarabajos
18. Staphylinus

Para utilizar esta lista de animales debes de pedir ayuda a un experto y sabrá que recomendación hacer, ya que no todos convienen, dependerá de la plaga y el ambiente.

El precio del cambio climático

cambio climático

240.000 millones de euros al año. Eso es lo que nos costará el cambio climático en Europa si, en vez de cumplir los objetivos del Acuerdo de París, dejamos que el calentamiento global alcance 3ºC, según un reciente informe de la propia Unión Europea. Unos efectos del cambio climático que vemos en forma de olas de calor, fenómenos meteorológicos extremos, especies invasoras o intensificación de enfermedades, y que van a ser cada vez más habituales en nuestras vidas.

Mientras, al otro lado del Atlántico, Trump ha vuelto a ironizar sobre el cambio climático. La propia Casa Blanca elaboró un documento semejante al europeo en el que valoraba los efectos devastadores que el cambio climático tendría en la salud, la economía y el medio ambiente de Estados Unidos. Estaba respaldado por 300 científicos de 13 agencias estatales, pero la única respuesta de Trump a las 1.656 páginas del informe fue "No me lo creo".

Las cifras que muestra el informe vuelven a ser contundentes: al país americano el cambio climático le ha costado 400.000 millones de dólares en los últimos tres años. Señala que "el calentamiento global está transformando dónde y cómo vivimos y presenta un desafío creciente para la salud pública y la calidad de vida, la economía y los sistemas naturales que nos ayudan a vivir".

Tenemos que actuar ya. La responsabilidad de nuestra generación es luchar contra el cambio climático. De nada valdrá mirar atrás dentro de unos años y preguntarnos por qué no hicimos nada. No hay excusa: las evidencias están ahí, y ya las conocemos; solo personas cínicas se atreven a ponerlas en duda.

Ley de Costas y cambio climático

ley de costas

El mar nos da la razón. Las imágenes de este fin de semana en las que la fuerza del mar arranca los balcones de un hotel de Canarias han sorprendido a más de una persona. Sin embargo, pese a lo impactante, no se puede decir que sea una gran sorpresa. Y cuesta decirlo, pero desde 2009 diversas organizaciones ecologistas y medioambientales, como Greenpeace, ya advertían de que esta situación podría llegar a ocurrir.

Durante los años de la fiesta del ladrillo y del hormigón, en el cénit de la burbuja inmobiliaria, Greenpeace denunciaba que los ayuntamientos proyectaban hasta tres millones de nuevas viviendas y doscientas mil nuevas plazas hoteleras en zonas donde no se podía construir por ley. Después llegó la reforma de la Ley de Costas, en 2013, que daba por buenas muchas de las barbaridades que se habían permitido en el litoral.

Durante esos años, alcaldes, arquitectos municipales y promotores hoteleros no ahorraban en descalificativos y se atrevían a afirmar que "los ecologistas nos quieren llevar a las cavernas, no quieren el progreso de nuestro país". Pues bien, la protección ambiental no es un capricho de unas pocas personas. Proteger los bienes naturales públicos no es solo una garantía ambiental sino que es vital también para proteger a las personas.

Y más en un país que ya sufre los efectos del cambio climático y que va a ser uno de los más afectados en Europa. La ciencia es clara, la subida del nivel del mar conjugada con eventos climáticos extremos son una amenaza para la seguridad de las personas.

El mar es indomable, incontrolable. No así las leyes o las políticas energéticas. Necesitamos progresar, legislar para adaptarnos a los peores horizontes del cambio climático. Es urgente una Ley de Costas que entienda que el mar se puede llevar muchas viviendas y negocios por delante. Y es urgente actuar para reducir las emisiones causantes del cambio climático y evitar que vaya a peor: por eso hay que acelerar la transición a un modelo energético 100% renovable.

Energía hidráulica


La energía hidráulica, también denominada energía hídrica o hidroenergía, es aquella que se genera mediante el aprovechamiento de la energía cinética y potencial de las corrientes de agua dulce (ríos) y saltos de agua naturales para producir electricidad en las denominadas centrales hidroeléctricas. Al igual que otras energías renovables, la energía hidráulica es inagotable y limpia.

Se estima que el 20% de la electricidad consumida en el mundo procede de la energía hidráulica. Según diversos estudios realizados, sólo se está explotando alrededor del 20% del potencial hidráulico del planeta, aunque este dato en España y en otros países desarrollados podría llegar a superar el 50%.

En el contexto de las energías renovables, la energía hidráulica se considera una energía renovable no alternativa, ya que sus orígenes se remontan al antiguo Imperio Romano y el represamiento de agua se ha utilizado durante siglos para producir energía. La cantidad de energía hidroeléctrica que se puede obtener en una zona depende de los cauces de agua y desniveles presentes, por lo que existe una cantidad máxima de electricidad que se puede obtener por este medio.

Cómo se aprovecha la energía hidráulica

En la actualidad, la principal utilidad de la energía hidráulica consiste en la obtención de electricidad. Las centrales hidroeléctricas se encuentran en zonas donde existen ríos y saltos de agua favorables para la construcción de presas y embalses, donde la energía hidráulica se obtiene a partir de la energía potencial y cinética de las masas de agua. De forma general, mediante un gran desnivel se fuerza el paso del agua a través de una turbina hidráulica, que transmite la energía a un alternador que la transforma en electricidad.

Tipos de energía hidráulica

Según la forma de obtenerla, existen dos tipos principales de energía hidráulica:

  • Energía hidráulica de caudal libre: También denominada como energía hidráulica verde, aprovecha la corriente de ríos y saltos de agua naturales sin frenar su avance, por lo que su impacto ambiental es mínimo.

  • Energía hidráulica con represas: Requiere la construcción de presas y embalses para producir electricidad en las centrales hidroeléctricas. Aunque la energía se obtiene de manera renovable, su impacto ambiental es considerable.

En la actualidad se está impulsando de nuevo un tipo de energía hidráulica que trata de evitar los principales inconvenientes de la energía hidráulica convencional con represas, la energía mini-hidráulica.

Energía mini-hidráulica

La energía mini-hidráulica es aquella que se obtiene en las denominadas centrales mini-hidráulicas, que son un tipo especial de centrales hidroeléctricas de reducidas dimensiones, que no requieren de la construcción de grandes presas ni los caudales de grandes ríos. Tienen la ventaja de ser fuentes de energía menos centralizadas y con menor impacto ambiental. Además, permiten su implantación a nivel local, reduciendo el coste de transporte y su dependencia por las principales redes eléctricas.

Energía mini-hidráulica en España

Según la legislación española, una central se considera mini-hidráulica si tiene una potencia instalada igual o menor a 5 MW según el Real Decreto 661/2007, que regula la actividad de producción de energía eléctrica en régimen especial (BOE nº 127, de 28/05/07). En España, la energía mini-hidráulica tiene una larga historia desde la década de 1960, en la que existían en el país cerca de 1.740 centrales de este tipo. En 2010 quedaban 1.135 en funcionamiento, pese a que se espera un futuro prometedor para este tipo de energía durante los próximos años. Se estima que cerca de 6.700 MW se generan en España por las centrales mini-hidráulicas.

Ventajas y desventajas de la energía hidráulica

Aunque se trata de una energía ilimitada y limpia, entre las principales desventajas de la energía hidráulica cabe destacar su impacto negativo sobre el medio ambiente, ya que requiere alterar los cauces naturales de agua mediante la construcción de presas para poder producirla. Además de los costes elevados de construcción y mantenimiento de las centrales hidroeléctricas.

Ventajas

  • Es una fuente de energía renovable e inagotable.
  • Es una energía limpia, que no contamina ni produce emisiones nocivas.
  • No consume ninguna materia prima, ya que aprovecha la energía del agua.
  • Se encuentra disponible en cualquier época del año.
  • Permite abastecer de electricidad a grandes núcleos de población.

Desventajas

  • Las presas y embalses artificiales producen un fuerte impacto ambiental.
  • Modifica en ecosistema natural al alterar los cauces de agua naturales.
  • Presenta limitaciones geográficas, ya que depende de los cauces y saltos de agua.
  • Los costes de construcción y mantenimiento de las centrales hidroeléctricas son muy elevados.