Productividad energética de los ecosistemas

flujo de energía

La productividad de un ecosistema es la capacidad que tienen los organismos que lo habitan de captar la energía procedente de la luz solar, fijarla y propagarla mediante las redes alimenticias, generando lo que se denominan flujos de energía.

Producción primaria

Los organismos autótrofos, plantas y algas verdes, son los únicos organismos capaces de absorber la energía solar mediante el proceso de fotosíntesis. A este fenómeno se le conoce como productividad primaria. Una parte de la energía absorbida es utilizada por los productores primarios para mantener sus funciones vitales, como respirar, absorber nutrientes, etc. La energía restante que no es consumida se le denomina productividad neta.

Se puede expresar como una fórmula matemática de la siguiente forma:

PN = PB - R

La productividad neta (PN) es igual a la energía total absorbida, denominada productividad bruta (PB), menos la energía consumida por el organismo productor primario para mantener sus funciones vitales (R).

La productividad primaria de un ecosistema depende de sus características particulares: condiciones climáticas, disponibilidad de nutrientes, organismos que lo habitan, etc.

Entre los ecosistemas más productivos del mundo se encuentran los pantanos y las ciénagas, los llamados humedales. Desgraciadamente, el ser humano no ha sido capaz de encontrar un beneficio económico a este tipo de ecosistemas (aún cuando contienen una gran parte de la biodiversidad del planeta) y su extensión se ha visto severamente reducida para la creación de ecosistemas artificiales, principalmente zonas urbanísticas. Otro caso similar lo constituyen los bosques tropicales, que han sido transformados mediante la tala indiscriminada en zonas de menor productividad primaria.

Producción secundaria

La productividad secundaria es la que llevan a cabo los organismos heterótrofos o consumidores para producir su biomasa y realizar sus funciones vitales. En el proceso de asimilación y aprovechamiento de la energía se producen diferentes fases: ingesta de alimentos, asimilación de nutrientes, metabolismo, generación de desechos y finalmente, crecimiento y reproducción.

Artículos relacionados

Productividad energética de los ecosistemas
4/ 5
Oleh

¡Déjanos tus comentarios!