Remedios naturales para el acné

acné

El acné es una afección cutánea común que ocasiona la aparición de granos y espinillas. Aunque cualquier persona puede tener acné, afecta con mayor frecuencia a los adolescentes y a los adultos jóvenes, y aparece tanto en mujeres como en varones. La aparición de las espinillas se produce cuando los folículos pilosos que se encuentran debajo de la piel se obturan. La mayor parte de las espinillas afectan a la piel de la cara, el cuello, la espalda, el pecho y los hombros. El acné no es una enfermedad grave, pero puede dejar cicatrices si no se trata adecuadamente.

Los tratamientos habituales para el acné incluyen diversos medicamentos y cremas, pero también puedes combatirlo con los remedios naturales para el acné que te presentamos a continuación.

Remedios naturales contra el acné

Al igual que muchos otras personas afectadas por el acné, es posible que estés evitando las visitas al dermatólogo y tener que recurrir a un tratamiento con cremas o medicamentos convencionales debido a su coste elevado. En lugar de ignorar el problema, puedes aplicar los siguientes remedios naturales para combatir el acné.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es un ingrediente común en nuestros hogares que se usa como aditivo en panadería, repostería y en la producción de bebidas gaseosas, al ser fuente de dióxido de carbono. Precisamente por esto, el bicarbonato de sodio también es un remedio al que podemos recurrir para tratar el acné.

Para tratamientos puntuales, puedes mezclar bicarbonato de sodio, agua y un poco de zumo de limón hasta obtener una mezcla de consistencia pastosa. Luego, deberás aplicar la mezcla sobre la piel afectada por acné y dejarla actuar al menos durante 15 minutos. Finalmente, aclara la piel con abundante agua. Con este tratamiento obtendrás una piel más limpia y libre de impurezas, lo que te ayudará a reducir el acné.

También puedes mezclar media cucharadita de bicarbonato con tu limpiador facial habitual para tener un efecto exfoliante adicional. Ten en cuenta que este tratamiento elimina gran parte del aceite de la piel, lo que puede causar sequedad.

Aspirina

Aunque la aspirina no puede considerarse un remedio natural, lo cierto es que contiene un ingrediente que limpia y cierra los poros de la piel a la vez que ayuda a sanar el enrojecimiento y la irritación producidas por el acné. Para aplicar este remedio bastará con aplastar algunas pastillas, mezclar el polvo con agua (dos cucharadas de agua por cada pastilla), aplicar la mezcla sobre la piel afectada y dejar que actúe al menos durante 10 minutos.

Miel

Y ahora sí, vamos con un remedio totalmente natural como es la miel. La miel combate las bacterias de la piel y la deja suave e hidratada. Antes de aplicar la miel sobre la piel afectada, es necesario limpiarla suavemente con agua abundante. Luego, extiende la miel sobre la piel afectada y déjala actuar durante al menos 20 minutos para un efecto duradero. Finalmente, retira la miel aplicando otra vez abundante agua limpia.

Tónico casero para limpiar la piel

Este es posiblemente el remedio casero más recomendable, ya que combina los beneficios de varios ingredientes y permite limpiar la piel afectada por acné de manera natural. Mezcla medio vaso de vinagre de manzana, dos cucharadas de miel, una cucharada de aceite de coco y un vaso de infusión de té verde. Remuévelo bien hasta obtener una mezcla homogénea y añade agua si fuera necesario para lograr una consistencia líquida. Utiliza este tónico para limpiar la piel afectada dos veces al día. Aclara la piel con agua abundante antes y después de aplicarlo.

Recomendaciones finales para tratar el acné

Además de lo explicado anteriormente, conviene destacar algunas pautas muy recomendables para llevar a cabo cuando se padece de acné:
  • Limpia tu piel con suavidad.
  • Evita tocar o rascar la piel afectada.
  • Evita la exposición directa a la radiación solar.

Artículos relacionados

Remedios naturales para el acné
4/ 5
Oleh

¡Déjanos tus comentarios!