Remedios caseros para el mal aliento

remedios caseros mal aliento

En el artículo de hoy perteneciente a la serie sobre remedios naturales vamos a tratar un problema habitual que frecuentemente se esconde por vergüenza de quienes lo padecen, el mal aliento. El mal aliento, también conocido como halitosis, es una alteración que se caracteriza por producir un olor bucal desagradable, generalmente causado por la presencia de bacterias en la cavidad oral. Se estima que afecta al 25% de la población mundial y más del 50% de la población lo padece al menos una vez en su vida. Puede afectar a cualquier persona, sin distinción de sexo o edad, aunque es más frecuente presentar mal aliento en edades avanzadas o al despertar tras varias horas de sueño, cuando la producción de saliva se reduce.

Aunque el mal aliento puede tener origen clínico, como padecer gastritis crónica, normalmente se produce como consecuencia de una higiene bucodental incorrecta, que favorece la acumulación de bacterias causantes de malos olores.

Cómo evitar el mal aliento

Para lograr una correcta higiene bucal y evitar el mal aliento hay una serie de medidas que debes poner en práctica:

  • Evita el consumo de tabaco, alcohol, café y alimentos de sabor intenso, como el ajo y la cebolla.

  • Bebe mucha agua. Es recomendable beber al menos 1,5 litros de agua cada día, ya que mantenerse hidratado favorece la producción de saliva.

  • Es fundamental cepillarse los dientes al menos tres veces al día o después de cada comida, especialmente antes de acostarse por las noches. El cepillado debe incluir todas las caras de los dientes y la lengua. Además, se recomienda el uso de seda dental antes del cepillado para retirar los restos de alimentos y de colutorios bucales con agentes antisépticos tras el cepillado para lograr una limpieza adecuada.

  • Masticar chicle sin azúcar es otro de los remedios contra el mal aliento cuando no es posible cepillarse los dientes, ya que aumenta la producción de saliva. Los chicles con xilitol tienen un efecto bacteriostático ya que neutralizan los ácidos y evitan la formación de placa dental.

Si el mal aliento persiste tras poner en práctica estas medidas es recomendable acudir a un centro de salud para averiguar el origen clínico del problema.

Remedios naturales para el mal aliento

Además de todo lo anterior, también puedes probar algunos de los remedios caseros a base de productos naturales que se aconsejan para estos casos:

  • Puedes cepillarte los dientes con bicarbonato de sodio, por sus propiedades absorbentes y como neutralizador de ácidos.

  • Prepara una infusión perejil y clavo aromático que puedes utilizar como enjuague bucal y para hacer gárgaras.

  • Beber una infusión de menta es efectivo cuando el mal aliento es producto de problemas estomacales.

  • Se puede masticar canela en rama, anís o clavo aromático después de las comidas.

  • Comer un melocotón en ayunas ayuda a combatir el mal aliento al levantarse por la mañana.

Artículos relacionados

Remedios caseros para el mal aliento
4/ 5
Oleh

¡Déjanos tus comentarios!