Energía hidráulica


La energía hidráulica, también denominada energía hídrica o hidroenergía, es aquella que se genera mediante el aprovechamiento de la energía cinética y potencial de las corrientes de agua dulce (ríos) y saltos de agua naturales para producir electricidad en las denominadas centrales hidroeléctricas. Al igual que otras energías renovables, la energía hidráulica es inagotable y limpia.

Se estima que el 20% de la electricidad consumida en el mundo procede de la energía hidráulica. Según diversos estudios realizados, sólo se está explotando alrededor del 20% del potencial hidráulico del planeta, aunque este dato en España y en otros países desarrollados podría llegar a superar el 50%.

En el contexto de las energías renovables, la energía hidráulica se considera una energía renovable no alternativa, ya que sus orígenes se remontan al antiguo Imperio Romano y el represamiento de agua se ha utilizado durante siglos para producir energía. La cantidad de energía hidroeléctrica que se puede obtener en una zona depende de los cauces de agua y desniveles presentes, por lo que existe una cantidad máxima de electricidad que se puede obtener por este medio.

Cómo se aprovecha la energía hidráulica

En la actualidad, la principal utilidad de la energía hidráulica consiste en la obtención de electricidad. Las centrales hidroeléctricas se encuentran en zonas donde existen ríos y saltos de agua favorables para la construcción de presas y embalses, donde la energía hidráulica se obtiene a partir de la energía potencial y cinética de las masas de agua. De forma general, mediante un gran desnivel se fuerza el paso del agua a través de una turbina hidráulica, que transmite la energía a un alternador que la transforma en electricidad.

Tipos de energía hidráulica

Según la forma de obtenerla, existen dos tipos principales de energía hidráulica:

  • Energía hidráulica de caudal libre: También denominada como energía hidráulica verde, aprovecha la corriente de ríos y saltos de agua naturales sin frenar su avance, por lo que su impacto ambiental es mínimo.

  • Energía hidráulica con represas: Requiere la construcción de presas y embalses para producir electricidad en las centrales hidroeléctricas. Aunque la energía se obtiene de manera renovable, su impacto ambiental es considerable.

En la actualidad se está impulsando de nuevo un tipo de energía hidráulica que trata de evitar los principales inconvenientes de la energía hidráulica convencional con represas, la energía mini-hidráulica.

Energía mini-hidráulica

La energía mini-hidráulica es aquella que se obtiene en las denominadas centrales mini-hidráulicas, que son un tipo especial de centrales hidroeléctricas de reducidas dimensiones, que no requieren de la construcción de grandes presas ni los caudales de grandes ríos. Tienen la ventaja de ser fuentes de energía menos centralizadas y con menor impacto ambiental. Además, permiten su implantación a nivel local, reduciendo el coste de transporte y su dependencia por las principales redes eléctricas.

Energía mini-hidráulica en España

Según la legislación española, una central se considera mini-hidráulica si tiene una potencia instalada igual o menor a 5 MW según el Real Decreto 661/2007, que regula la actividad de producción de energía eléctrica en régimen especial (BOE nº 127, de 28/05/07). En España, la energía mini-hidráulica tiene una larga historia desde la década de 1960, en la que existían en el país cerca de 1.740 centrales de este tipo. En 2010 quedaban 1.135 en funcionamiento, pese a que se espera un futuro prometedor para este tipo de energía durante los próximos años. Se estima que cerca de 6.700 MW se generan en España por las centrales mini-hidráulicas.

Ventajas y desventajas de la energía hidráulica

Aunque se trata de una energía ilimitada y limpia, entre las principales desventajas de la energía hidráulica cabe destacar su impacto negativo sobre el medio ambiente, ya que requiere alterar los cauces naturales de agua mediante la construcción de presas para poder producirla. Además de los costes elevados de construcción y mantenimiento de las centrales hidroeléctricas.

Ventajas

  • Es una fuente de energía renovable e inagotable.
  • Es una energía limpia, que no contamina ni produce emisiones nocivas.
  • No consume ninguna materia prima, ya que aprovecha la energía del agua.
  • Se encuentra disponible en cualquier época del año.
  • Permite abastecer de electricidad a grandes núcleos de población.

Desventajas

  • Las presas y embalses artificiales producen un fuerte impacto ambiental.
  • Modifica en ecosistema natural al alterar los cauces de agua naturales.
  • Presenta limitaciones geográficas, ya que depende de los cauces y saltos de agua.
  • Los costes de construcción y mantenimiento de las centrales hidroeléctricas son muy elevados.

Artículos relacionados

Energía hidráulica
4/ 5
Oleh

¡Déjanos tus comentarios!